Tratado de Libre Comercio Panamá y México en Vigencia 1 Julio 2015

El Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Panamá y México, de 31 capítulos y que recoge unos cuatro mil aranceles, entró en vigor el martes 1 de julio de 2015.

El pacto comercial fue ratificado el 12 de marzo pasado por el Congreso mexicano, en tanto la Asamblea Nacional de Panamá lo acogió el 8 de octubre pasado. Las negociaciones fueron iniciadas el 30 de junio de 2013 y finalizadas el 24 de marzo de 2014, tras los intentos fallidos de 1999 y 2003.

La Oficina de Negociaciones Comerciales Internacionales del Ministerio de Comercio e Industrias de Panamá (MICI), a través de la Dirección Nacional de Administración de Tratados Comerciales Internacionales y de Defensa Comercial, afirmó que el acuerdo abre la puerta a un mercado “36 veces más grande que el panameño”.

Representantes del Gobierno y de la Secretaría de Economía de México, así como de la cartera de Comercio del Gobierno panameño, analizaron las ventajas y beneficios del acuerdo comercial en un foro organizado por la Cámara de Comercio, Agricultura, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap).

Los participantes repasaron diversos aspectos del convenio y coincidieron en que este acuerdo abre una ” ventana de oportunidades” para comerciantes, industriales y exportadores de Panamá y México.

Propiedad intelectual, reglas de origen, solución de controversias, acceso a mercado, medidas sanitarias y fitosanitarias, comercio electrónico, servicios financieros, entrada y estancia temporal de personas de negocios, inversión, comercio transfronterizo, estuvieron entre los temas analizados.

El TLC, firmado por los gobiernos de Panamá y México el 3 de abril de 2014, tiene 21 capítulos y recoge unos 4.000 aranceles, fue ratificado el 12 de marzo pasado por el Congreso mexicano y el 8 de octubre de 2014 por la unicameral Asamblea Nacional de Panamá.

El comercio total entre México y Panamá en el 2014 fue de 1.009 millones de dólares, con una balanza comercial superavitaria para México en 968,8 millones de dólares, según datos de la Secretaría de Economía de ese país.

Las importaciones de productos panameños a México tuvieron un valor de 20,3 millones de dólares.

El presidente de la CCIAP, Carlos Fernández, afirmó que este acuerdo “sentará las bases para intensificar los lazos comerciales entre ambos países y permitirá consolidarlos como plataformas privilegiadas de producción y distribución de bienes y servicios del continente”.

El embajador de México en Panamá, José Ignacio Piña, dijo que el acuerdo entra en vigor mañana y que “no hay vuelta atrás” en esto, ni tampoco “retorno”.

El diplomático destacó que el TLC ofrece beneficios comerciales y de inversión a los dos países, reglas claras y protección jurídica a las inversiones, pero sobre todo, resaltó, significa “un avance en la integración regional”.

Esto es así, remarcó Piña, “por las perspectivas que abre a la eventual incorporación de Panamá a la Alianza del Pacífico”, integrada por México, Colombia, Chile y Perú.

La Alianza del Pacífico fue constituida en 2012 y Panamá ya ha suscrito con todos ellos un TLC, que es un requisito indispensable para pertenecer a la organización.

El pacto comercial firmado por Panamá con Colombia en septiembre de 2013 aún no ha sido presentado ante el Parlamento panameño para su ratificación.

Piña indicó que la entrada en vigencia del convenio es un paso importante para ambos países que “de inmediato va a permitir que el 50 % del universo arancelario quede desgravado, quiere decir que sea un arancel cero, el 50% de todo el universo arancelario”.

Luego, de manera gradual, en los próximos 5, 10, hasta 15 años, el resto del universo arancelario se va a ir desgravando.

En el sector más sensible de la economía panameña que es el agropecuario, la desgravación será más lenta (entre 5 a 15 años), “justamente” para proteger estos productos agropecuarios, algunos de los cuales, según el diplomático, quedarán fuera del tratado.

Samuel Moreno, director de Asuntos Jurídicos de Negociación del Ministerio de Comercio e Industrias panameño (MICI), detalló que para el caso de Panamá se excluyeron productos mediante plazos largos de desgravación.

Desgravación de los aranceles
Entre estos productos están carne de pollo, cerdo, lácteos, café y café instantáneo, arroz, algunos aceites comestibles, harina de trigo, salsa y pastas de tomate, papas frescas, azúcar y algunos productos de alto contenido de azúcar, bebidas de frutas y bebidas gaseosas, entre otros.

Moreno destacó que entre los principales resultados del tratado está el acceso en las mercancías con potencial de exportación, en períodos de 0 a 5 años, como flores, sandías, melones, cacao, aceite de palma, ron y aguardientes de caña, despojos de carne bovina, procesados de pollo, embutidos de pollo y productos del mar.

También se da la apertura de nuevas oportunidades de acceso a mediano y largo plazo para mercancías de la oferta panameña que no exporta actualmente a México, como piñas, papayas, ajíes, pimentones frescos, harina de pescado y pescado seco, bebidas electrolíticas, cervezas y productos industriales como papel toalla y papel higiénico.

El director de Comercio Internacional de bienes de la Secretaría de Economía de México, César Guerra, que fue negociador de su país en el capítulo de acceso a mercado, explicó que en el acuerdo Panamá otorga a México en desgravación inmediata y a corto plazo (5 años) el 72% de su universo arancelario a la entrada en vigor el Tratado.

México, por su parte, otorga a Panamá en desgravación inmediata y a corto plazo (5 años) el 81 % de su universo arancelario a la entrada en vigor del Tratado.

Guerra dijo a Acan-Efe que Panamá, al no tener un TLC con su país, enfrentaba la competencia de otros países en México que sí lo tenían, pero que a partir de mañana el país centroamericano “va a estar compitiendo en las mismas circunstancias de esos países que no enfrentan aranceles”.

Fuentes:
News America
TVN-2

 

Los comentarios están cerrados.